Comienzan las obras en el Colegio de Santa Catalina «La Campana»

El plazo de ejecución será de 18 meses y contará con un presupuesto de 1.076.426,31.

Hoy han dado comienzo las obras de restauración y puesta en valor del Colegio de Santa Catalina, más conocido como «La Campana», y que se estima concluirán en octubre de 2020.

Comienzo de las obras.

La restauración consta de dos fases, la primera de ellas, la que actualmente se está realizando, consta de la consolidación preventiva y puesta en valor del conjunto arquitectónico triguereño.

En esta primera fase se abordará la eliminación de los elementos añadidos a la infraestructura primitiva, como son los forjados, chimeneas…etc. llevando a cabo también un estudio arqueológico donde se intentará localizar los niveles originales del edificio, pudiendo comprobar la estructura originaria del edificio. Por otro lado, está contemplado la realización de una cata arqueológica en la antigua cripta con el fin de comprobar su solidez.

Averiguar el estado de las pinturas murales y la restitución de la bóveda de cañón, así cómo la rehabilitación de la fachada principal, serán otras de las acciones que se llevaran a cabo en estos 18 meses

Así, en esta primera fase se restaurará el claustro para actividades culturales y se asegurará el resto del conjunto histórico devolviéndolo a su orígenes, tras lo que en una segunda fase, a la que el consistorio triguereño tiene la intención de optar a través del 1,5% cultural del Ministerio de Fomento, adecentar y habilitar para su uso el interior del edificio.

Claustro Colegio Santa Catalina

El colegio de Santa Catalina, es de estilo renacentista veneciano, único en la provincia de Huelva, construido por los Jesuitas en torno a mitad del S. XVI, abandonado por el terremoto de Lisboa y la expulsión de la orden cristiana.Único ejemplo del estilo renacentista veneciano en la provincia de Huelva, este conjunto arquitectónico, formado por iglesia y claustro, fue construido por los Jesuitas cuando se instalaron en torno a 1562 en tierras onubenses. El terremoto de Lisboa y la expulsión de sus moradores condenó al edificio al abandono. En 2014, el Ayuntamiento local compró el inmueble, que va a ser rehabilitado por el arquitecto Antonio López, dándole al claustro un uso cultural.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s